Lithics "Mating Surfaces " (Kill Rock Stars, 2018)

Si alguna vez algún incauto os dice eso de "el underground está muerto" llevadlo de la mano a un callejón sin salida y partidle este disco en la cara. "Mating Surfaces" -el segundo disco de Lithics y el primero de los de Portland, OR para Kill Rock Stars- es una maravilla de pop disonante que coge por el cuello a la no-wave y hace de la etiqueta "art-rock" una especie de mala broma que no les hace justicia alguna.

Los extrémos de las canciones de Lithics son cúbicos, encerrados en sí mismos y su interior convulso, centrifugado a máxima velocidad gracias a esa base rítmica cuyo poder es absoluto y que brilla en todo el disco por ser una especie de motor a propulsión que sirve para hacer volar por los aires las cacofonías ultra-agudas que salen de las guitarras de Aubrey Hornor y Mason Crumley.

El mundo de los de Portland se construye en base a la demolición, su viaje es uno que se disfruta con la ansiedad a más diez y la tensión explotandote por los ojos. "Mating Surfaces" son treinta minutos de esos que te hacen agradecer estar vivo, quieres llegar hasta el final con el bombeandote el espíritu y con la voz de Aubrey -cuyo fraseo está allí bien cerca al de la maravillosa Su Tissue de Suburban Lawns- como protagonista de un ritual que promete llevarte al borde del abismo, un abismo al que hay que lanzarse con los brazos y los ojos bien abiertos.

Pistas de baile al borde del incendio, suelos llenos de botellas rotas, no-fillers, todo temázos, ya estáis tardando.